• 0 Items - 0,00
    • No hay productos en el carrito

cárcel

No me rendiré

13,00

Año 1981. El gobierno de Margaret Thatcher se niega a reconocer el estatus de preso político a los republicanos irlandeses en prisión. Desnudos y aislados en celdas llenas de suciedad y excrementos, deciden dar un paso más en la protesta. El 1 de marzo, Bobby Sands, oficial al mando del IRA en prisión, rechaza la comida. Poco a poco, con el fin de atraer la atención mediática y ejercer presión sobre el gobierno, los presos republicanos se van declarando en huelga de hambre, hasta un total de veintitrés. Los días pasan y el gobierno se niega a negociar. Sesenta y seis días después del inicio de la protesta, Bobby Sands muere de inanición en la cárcel. Después lo harán otros nueve presos.

En este volumen, reunimos el diario que Sands escribió durante los diecinueve primeros días de huelga y los artículos que publicó en la prensa. Nos acercamos al hombre que hay detrás del mito, el hombre cuyo rostro sigue poblando muchos muros en el norte de Irlanda, el hombre que se enfrentó a un imperio. El prólogo corre a cargo de Laurence McKeown, compañero de Sands en la huelga de hambre.
Autoría: Bobby Sands y Laurence McKeown
Editorial: Antipersona
160 páginas

El envío lo hacemos por Correos y el tiempo de entrega aproximado es de 15 días. En caso de necesitar una entrega inmediata rogamos nos los indiques en el mail. Este servicio tendrá un coste añadido de 6€.
No se realizan envíos internacionales.

La Redención de Penas

18,00

“Vais a trabajar, y vais a trabajar por la España a la que un día ofendisteis”. Tras pronunciar estas palabras, el director general de Prisiones bajó del escenario que se había levantado en el patio central del penal de Alcalá de Henares y tomó asiento. Quedaban así inaugurados, el 5 de agosto de 1939, los Talleres Penitenciarios, la perla de la redención de penas por el trabajo.

A través de esta doctrina penal se lograba situar al pecado en el lugar del delito y la culpa en el lugar de la pena. Bajo el fondo ideológico del nacionalcatolicismo, la prisión fue proyectada como una tarea de apostolado y de organización de la mano de obra para la reconstrucción de España. Aquellos que la habían destruido estaban llamados a reconstruirla.

Autor: Gutmaro Gómez Bravo
Editorial: Catarata
288 páginas